semprebelas


Ir al Contenido

Luz pulsada

Tratamientos

¿que es la fotolepilación?

La depilación permanente o definitiva consiste en destruir los folículos pilosos para que no
produzcan vello. Para lograrlo, existen equipos de fotodepilación Láser y de Luz Pulsada Intensa o
IPL.

El vello que recubre el cuerpo tiene color debido a la melanina. Cuando la luz incide sobre la
melanina, la energía de la luz se trasforma en calor viajando por el pelo hasta llegar al fondo del
folículo, donde se encuentran las células que hacen crecer el vello, destruyéndolas por acción
térmica.

La razón por la que se requieren varias sesiones de fotodepilación es que, en un mismo momento,
los pelos del cuerpo se encuentran en diferentes fases de crecimiento. El número de sesiones
dependerá del área a depilar, si es hombre o mujer y en general, de la reacción individual de cada
persona al tratamiento de fotodepilación.

Diferencias entre fotodepilación Láser y Luz Pulsada (IPL)

Ya sabemos que Láser y Luz Pulsada son ambos fotodepilación con un principio de funcionamiento
idéntico, destruir el folículo mediante calor, aunque poseen algunas características técnicas
distintas. Su uso y aplicación dependerá de varios factores que a continuación vamos a conocer:

Láser o Luz Pulsada IPL: características técnicas diferentes

La principal diferencia técnica reside en la forma de aplicar la luz.

La fotodepilación LASER es el término que se emplea para identificar los equipos que generan un
tipo concreto de radiación electromagnética, la luz láser. Se aplica una luz de un solo color y las
partículas que componen su haz van en la misma dirección y viajan en la misma longitud de onda,
lo que hace que el láser sea puntual y preciso. Veamos en detalle las características de este tipo de
luz:

o Unidireccional: la luz láser se emite en línea recta, en una única dirección sin divergencia.

o Monocromática: de un color, específico para ser absorbido por la melanina, el pigmento que es
contenido por el vello y la piel y que les da su color

Única longitud de onda, otra de las características que diferencian el láser respecto de la Luz
Pulsada

o Intensidad: concentra la radiación en un solo punto, por tanto con gran energía.

La fotodepilación con LUZ PULSADA INTENSA IPL se caracteriza por lo siguiente:

o el haz de luz es policromático, de varios colores.

o la luz pulsada se mueve en todas las direcciones.

o posee distintas longitudes de onda, lo que facilita que un mismo equipo pueda tratar distintos tipos
de vello.

o es la tecnología más novedosa y la que está evolucionando a mayor velocidad.

¿Cómo funciona la fotodepilación Láser?

El sistema de fotodepilación láser se basa en la aplicación de un haz de luz a un grupo reducido de
folículos pilosos. El principio de funcionamiento es el mismo que para la Luz Pulsada: la energía
aplicada se transporta a través de la melanina del vello, como si un conductor eléctrico se tratase, y
finaliza en la raíz que acaba destruída por concentración de calor, sin aplicar daño alguno al resto de
la piel, es lo que se conoce como fototermólisis selectiva.

¿Cómo funciona la fotodepilación Luz Pulsada IPL?

El principio de funcionamiento de la Luz Pulsada no difiere del Láser, es el mismo, llegar a la raiz y
destruirla por energía térmica concentrada (calor), aunque existen pequeñas diferencias técnicas.
En el caso del IPL, el haz de luz no es continuo, sino que como su propio nombre indica son pulsos
de luz que al igual que con el láser, provocan un aumento de temperatura en las zonas con más
melanina (vello), de forma que la raíz acaba quemándose.

La principal ventaja de la Luz Pulsada sobre el láser es que este sistema es efectivo en la mayoría de
fototipos y condiciones, gracias a su longitud de onda variable, por lo que puede ser válido tanto
para los vellos más oscuros como para los más claros o rubios. Eso sí, su efectividad siempre será
mayor cuanto más oscuro sea el pelo.

Láser o Luz Pulsada IPL: ¿cuál elegir?

Es la pregunta del millón, te explicamos lo que debes saber para elegir bien.

Hemos de partir que los dos sistemas están ampliamente desarrollados. En condiciones óptimas de
aplicación, el resultado es igual de efectivo, se logra la depilación permanente del vello. Sin
embargo, el día a día nos muestra que no siempre las condiciones son óptimas y es aquí donde un
sistema entrega rendimientos superiores al otro.

Respecto a la fotodepilación LASER, para conseguir resultados óptimos, debe aplicarse un tipo
específico de luz para cada fototipo (tipo de piel y vello), pero esto exigiría a los Centros tener una
plataforma completa de máquinas y la realidad es que la mayoría tienen 1 o a lo sumo 2 tipos de
máquinas láser. La consecuencia es que si el fototipo del Cliente es el adecuado a la máquina
existente en el Centro, se lograrán resultados óptimos, pero si no lo es, los resultados no tendrán
eficacia. En conclusión: son sistemas muy precisos pero con poca versatilidad, y es aquí donde está
su limitación.

La fotodepilación LUZ PULSADA es un tratamiento con una duración de sesión algo mayor, pero
tiene la ventaja de lograr resultados óptimos en un espectro amplio de fototipos, gracias a su
longitud de onda variable. Además, los nuevos equipos multipulso han llegado a ser 100% indoloros
y las quemaduras han pasado al recuerdo. En conclusión: sistemas de gran versatilidad, esto es, con
un único equipo se tratan con éxito la práctica totalidad de fototipos (tipos de piel y vello).

Debemos concluir que el éxito de cualquiera de los tratamientos siempre dependerá de que se utilice
un equipo de una 1ª marca, bien mantenido y manejado por profesionales adiestrados


Regresar al contenido | Regresar al menú principal